El Correo
Bilbao Basket

ACB

En plena metamorfosis

fotogalería

Los hombres de negro han recuperado su merjor versión. / Juampe Rodríguez

  • El RETAbet gana por segunda vez en su historia en el Palau al firmar un partido serio, noble, solidario y valiente

Nadie había asaltado el Palau este curso en Liga Endesa y los que lo habían hecho en formato Euroliga (Fenerbahçe, Real Madrid, Olympiacos y Baskonia) responden con su caché a la posibilidad de hacerlo. Por ello, en los vaticinios, que el RETAbet se uniera a tan excelsa lista, no cotizaba precisamente al alza. Pero algo ha pasado en el epicentro de los hombres de negro desde hace tres jornadas. La mejoría se apuntó ante Estudiantes, fue validada ganando al Tecnyconta Zaragoza y en esta ocasión ratificada al convertir al todopoderoso Barcelona en su víctima, tal como hizo en la primera vuelta en Miribilla.

Está en plena metamorfosis el Bilbao Basket, mudando de piel, cambiando sus hábitos de juego, reforzando su ADN. Hacerlo bien, mejorar y facturar resultados positivos pasa por lo que consiguió en el Palau, ser un equipo en su amplio significado, serio y noble, lo que se traduce en solidario, y valiente, decidido a adentrarse por caminos quizá angostos en apariencia, pero con la fe depositada en su brújula interna, la que guía sus actos desde las reglas del juego impuestas por Carles Duran. Creer es básico y cuando en ese banquillo destaca la complicidad el equipo jugará mejor o peor, pero supondrá un castigo, una penitencia, una tortura para su oponente.

Puede hablar largo y tendido de ello un Barcelona que por muchas bajas que acumule –ayer se quedó sin Doellman– sólo con el caché de Tomic y Navarro supera con creces el presupuesto anual de la franquicia de Miribilla. Sufrieron en sus carnes los de Bartzokas una evolución del martirio vizcaíno. Padecieron de entrada en los enfrentamientos en la pintura, tanto en el pulso Faverani-Eric como en el Tomic-Buva.

Sello indeleble

Fue el pívot nigeriano, en su regreso, y aún renqueante, quien comenzó a impulsar al RETAbet. Firmó 7 de los 9 primeros puntos. Sirvieron para que el equilibrio en el marcador fuera un sello indeleble en la estadística y contribuyeron a nivelar lo que en otras demarcaciones no acababa de encontrar Duran. Discreto en la puesta en marcha Tabu –dejaba lo mejor para el final–, eran Eric y Bamforth los sostenes en la producción. Como primera rotación, el técnico catalán alivió su eje con la entrada al unísono de Borg, Todorovic y Buva. Acertado, ya que el Bilbao Basket se puso en plan mandón con un parcial de 0-7 para rematar el primer cuarto con una canasta de margen favorable.

El partido se internó por un paraje distinto a continuación. Las faltas (a pares para Bamforth, Tabu, Eric y Buva) abrió el cuaderno de estrategia. Dos triples seguidos del Barcelona (Eriksson y Peno) grapados a malas decisiones en ataque de Buva y Todorovic (puntuales, ya que ambos reaccionaron, sobre todo el serbio) anulaban el dominio vizcaíno y cuestionaban su forma de rendir ante la unidad B de los barcelonistas. 8-0 en dos minutos fue un argumento que decidió a Carles Duran a volver al pasado más reciente, cuando la carencia de pívots le hizo convertir a Mumbrú en cuatro y Hervelle en cinco. Para dar más cuerpo al modelo, también decidió que Tabu y Salgado cohabitaran en el parqué mientras Rice se tomaba un largo descanso.

Lograron los de Miribilla reposar el partido. Emergió Mumbrú con el mando a distancia para conectar el canal de los triples y el choque llegaba a un confín reducido de cuatro puntos de demora entre los lidiadores. Empate técnico al descanso, estadísticas prácticamente siamesas y el eco favorable para la mente de estar sujetando sin mayores abrasiones al anfitrión culé.

Anticipación

De regreso a la pista, sin saberlo el Barcelona quemaba sus últimas naves. No hallaba Bartzokas lo que buscaba en su elenco e invocaba la aportación individual como recurso efímero. Vezenkov superaba su propio listón, encelado con la línea mágica, pero Hervelle, el soldado universal de siempre, le remitió al banco al cobrarle la tercera personal. Desde ese instante, la defensa bilbaína creció en intensidad. Fantástica ejecución en anticipación, robos derivados de ayudas de los pequeños, que también colaboraban en el rebote para cerrarle las puertas al Palau. De allí no salía nadie porque la puja final se prolongaría hasta la agonía del cronómetro.

Y sucedió lo ansiado, eso que la marea negra desea, a lo que se aferra. Que cada uno de sus jugadores referentes asuman sus galones, lo que no está reñido con acertar. Sí con intentarlo y reconocerse a sí mismos como los elegidos. El prólogo se proyectó el pasado domingo en Miribilla y en él se apreciaba la mejora de Tabu. En Barcelona, misma línea argumental, pero mejorada para deleite del respetable y brillo del internacional belga. Concentró sus 10 puntos en ese tramo con el que el RETAbet dio dos hachazos (5-13 y 10-20) que talaron la resistencia blaugrana.

A la desesperada, los de Bartzokas propusieron un duelo de triples antes del almuerzo. Lapornik y Todorovic (soberbio partido del serbio) continuaron la estela de Tabu, pero Rice y Vezenkov y Eriksson por partida doble mostraron el carácter contestón de quien se niega a claudicar. Tras colocarse a nueve puntos (62-71) a punto de entrar en los dos minutos finales, el Barça recortó hasta un inquietante 68-71 a 1’39. Es cuando el mundo parece de los valientes pero pertenece a los que, además de serlo, saben recomponer el aliento antes de disparar. Quién mejor que Mumbrú para rematar una faena coral en la que todos merecieron la máxima nota, al margen de su aportación empírica. Un subidón para un equipo que merecía darse un homenaje así.

Directo

FINAL EN EL PALAU: BARCELONA 68-RETABET BILBAO BASKET 76. Gran victoria de los hombres de negro en la cancha de un histórico.

17 puntos de Mumbrú. De nuevo, el mejor, con un gran Tabu en el último cuarto.

Ha ganado el Bilbao Basket en el Palau!!! 68-76.

Piña de los jugadores del Retabet Bilbao Basket.

Los hombres de negro ganan por segunda vez en el Palau, que pierde su primer partido de la temporada en su cancha en Liga.

Partidazo del Bilbao Basket!

El Bilbao Basket gana en el Palau!!!!

Finaaaal: 68-76!!!

Va a ganar el Bilbao Basket!!!!!!

Falla el triple Rice.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate