El Correo
Bilbao Basket

bilbao basket

La renovación de Álex Mumbrú está sobre la mesa

Mumbrú en una de sus acciones más identificables.
Mumbrú en una de sus acciones más identificables. / RBB
  • El club y el capitán han iniciado los contactos informales con la seguridad de que llegarán a un acuerdo para prorrogar su carrera en uno o dos años

Necesitado como está el Bilbao Basket de buenas noticias, hacerse eco de la renovación de Álex Mumbrú como hombre de negro es una de esas comunicaciones que sólo tiene lecturas positivas en el entorno de la franquicia de Miribilla. El capitán acaba contrato el 30 de junio y tiene clara su intención de seguir jugando al baloncesto. Cumplirá el 12 de junio 38 años, pero no es óbice la edad para cuestionar su aportación al grupo. Al contrario. Además de su influencia directa en el día a día del grupo de puertas adentro del vestuario, en la parcela deportiva es un jugador sin recambio, proclamado mejor alero de la pasada campaña y pieza insustituible en el organigrama táctico de Carles Duran.

Ha habido ya un par de contactos al respecto, tenues aún. En ellos queda claro que las intenciones de una y otra parte confluyen en todo su trayecto, quedando para la negociación final la duración -la fórmula del uno más uno parece aceptable por club y jugador- y las cantidades a percibir, que serán seguramente las que necesitarán mayor cocción.

El alero barcelonés reconoce que no siente, en absoluto, que su hora haya llegado. Sigue disfrutando con el baloncesto, su cuerpo le respeta aunque cada vez necesite mayor recuperación y los números loan su caché y le convierten en la piedra angular del Bilbao Basket en todas las facetas del juego. Más ahora que con las limitaciones de personal en las posiciones interiores ha sido reclamado para jugar como cuatro en apoyo a Axel Hervelle. La franquicia ni quiere imaginarse lo que sería su roster sin el 15 en activo y por ello carece de prisa para cerrar un acuerdo que caerá por su propio peso, sin fechas tope ni nada por el estilo.

Como adelanto de una entrevista con Axel Hervelle que saldrá publicada mañana en estas páginas, el internacional belga habla así de su inseparable amigo y compañero. «Es imprescindible no sólo como jugador, por carácter, ejemplo, veteranía, experiencia. Soy el primero que habla con él cuando hace algo mal, porque es mucho más lo que hace bien, y sobre todo en los momentos duros como ahora es un motor. Yo que tengo casi 34 años aprendo cada día de sus ganas de competir y ganar. Aunque perdamos, siempre es el máximo competidor, el mejor que conozco. No estamos para retirarle, sino para renovarle y seguir aprendiendo. Tiene cuatro años más que yo y me gustaría llegar a su edad con su capacidad para competir cada día. Y a veces no estoy de acuerdo con la forma en que juega por su ansiedad, pero es tan buen jugador... Álex es talento puro, lo mío es más trabajo y físico. Lo mío se puede acabar mañana y lo de Álex es algo natural».

Mumbrú lleva 367 partidos luciendo la camiseta del Bilbao Basket entre Liga Endesa, Euroliga, Eurocup, Copa del Rey y SuperCopa. Sólo se ha perdido cinco jornadas desde que llegó en el curso 2009-10.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate