El Correo
Bilbao Basket

BILBAO BASKET

Bajo mínimos en la pintura

Carles Duran,, durante un partido.
Carles Duran,, durante un partido. / AITOR ARRIZABALAGA
  • Descartado Eric, Buva puede sumarse a la lista de bajas de los hombres de negro para recibir al Tecnyconta Zaragoza

Prueba de fe. Más que nunca, el Bilbao Basket debe dar rienda suelta a su capacidad para creer en sus posibilidades pese a que los problemas alcen un muro cada vez más intimidador. Concentran los hombres de negro sus problemas en la salida, concretamente en la de sus jugadores interiores. Con Nikolic en la recta final de su recuperación tras ser operado de una mano y Eric descartado por segunda jornada consecutiva, la lista crece con Vucetic –de regreso a Serbia para ocuparse de su familia tras la muerte en accidente de tráfico de su padre– y un golpe sufrido el pasado domingo por Buva que ha derivado en su incapacidad para entrenar esta semana. Así, Hervelle, Mendia y Mumbrú componen el elenco operativo en el juego interior.

No se lamenta Carles Duran, quien cumple escrupulosamente con las reglas del juego dictadas por la franquicia y no pide refuerzos para no alterar los planes económicos previstos en el plan de viabilidad, que se sigue desarrollando con toda la exactitud posible. «Estamos mal. Espero que Buva nos pueda ayudar pero no estará en las mejores condiciones. Inventaremos lo que sea».

No queda otra porque la necesidad de ganar es ya imperiosa para el RETAbet. «Lo necesitamos para quitar este mal gusto, la presión. En el día a día estamos bien y necesitamos un premio y nada mejor que lograrlo con nuestra gente en Miribilla», dice el técnico barcelonés.

«Actitud y carácter»

Satisfecho con la evolución de Tabu en Madrid –«lo intenta todo y aporta su actitud y carácter»–, Duran no tiene duda alguna de que la afición echará ese capote que el equipo necesita dadas sus limitaciones físicas. «Cada uno usa sus armas y la nuestra es la gente, nuestra manera de ser, un club en el que todos luchamos hasta el último minuto en el que cada uno hace su trabajo. A nuestra gente le tenemos que dar mucho más y necesitamos que el domingo esté más con nosotros en los momentos malos, que los habrá. Ganar este partido es importante para todos. Ganar hará que cambie el chip», añade.

Pese a que parece que se ha abierto la veda arbitral la pasada jornada con 'rajadas' desde varios banquillos ACB y a que el Bilbao Basket sufrió una decisión en contra que pudo cambiar el desenlace del partido ante Estudiantes, Carles Duran no entra en ese litigio. «No estamos donde estamos por los arbitrajes, aunque también es cierto que no hemos tenido el respeto que se merecen algunos jugadores». Y advierte de la dificultad que entrañará un Tecnyconta Zaragoza que «tiene cinco jugadores entre los cincuenta mejores anotadores de la Liga y que sabe aprovechar el ritmo que Bellas le da a los partidos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate