El Correo
Bilbao Basket

bilbao basket

Y el mago se llevó su 'varita'

fotogalería

Raül López muestra su makila junto a Xabier Jon Davalillo. / BORJA AGUDO

  • Raül López no pudo despedirse del Bilbao Basket con victoria, pero tuvo un adiós emotivo, lleno de obsequios y cariño, que le arrancó las lágrimas

Después del tremendo varapalo en el segundo final del partido, con un triple encajado sobre la bocina y desde el campo rival, Miribilla despidió por todo lo alto a Raül López. Durante un instante, la marea negra se había hecho a la idea de que volvería a ver en acción al mago de Vic en el play-off por el título. Pero fue un espejismo traicionero. Desde ese momento, el base volvió a ser el máximo protagonista de una despedida emotiva, llena de regalos y cariño, que incluso le arrancó las lágrimas en su entrecortado último discurso.

El Bilbao Basket le entregó una makila por su trayectoria en el club, el reconocimiento de la magia que ha desplegado sobre el parqué. Las diferentes peñas del Dominion, además, le obsequiaron con una txapela y camisetas, entre otras muchas sorpresas. Todo ello llegó tras un aurresku de despedida y de unas palabras de agradecimiento del presidente de la entidad, Xabier Jon Davalillo.

En el videomarcador desfilaron sus mejores momentos, acompañados de mensajes de recuerdo de numerosos excompañeros, como Marc Gasol, Sergio Llull, Ricky Rubio y Germán Gabriel. Raül López tomó el micrófono y se dirigió por última vez a su hinchada, a la que agradeció su apoyo y cariño. «Es muy gratificante saber que has hecho algo lo suficientemente bien para recibir esto», rompió a llorar el mágico organizador, que se quedó con todos: «Sólo quería deciros que no me retiro», bromeó.

Una ovación interminable y el pasillo de todos sus compañeros ayudó al catalán a enfilar el vestuario por última vez. Raül López abrazó a todos, pero sobre todo a Álex Mumbrú, el jugador y amigo más afectado por la marcha de este 'pequeño' genio. Miribilla se queda sin magia negra.