El Correo
Bilbao Basket

copa del rey

Misión imposible

fotogalería

Los jugadores del Bilbao Basket agradecen el apoyo del público. / acbphoto.com

  • El Bilbao Basket lucha hasta la extenuación y sucumbe ante un Unicaja brillante en el juego y letal en el lanzamiento

El Bilbao Basket estaba citado a luchar con el líder de la Liga Endesa y con la lógica, que situaba al Unicaja como claro favorito para alcanzar las semifinales. Con lo que no contaban los hombres de negro, sin embargo, era que también debían imponerse a la fatalidad y a la mejor versión del conjunto malagueño. El conjunto de Sito Alonso luchó hasta la extenuación, se vació en un encuentro caótico con una defensa solidaria, que convertía en más frustrantes las embestidas del equipo de Joan Plaza. Fue una misión imposible tumbar al bloque más regular de la Liga, y el Bilbao Basket regresa de manera prematura Gran Canaria.

Los hombres de negro tenían claro que debían discutir la superioridad del Unicaja desde el inicio, con un arranque incómodo, asfixiante y desconcertante, que hiciera a los malagueños perder el norte por completo. Lo consiguieron hasta cierto punto y se pusieron por delante en el marcador durante los primeros compases. Desde entonces, no obstante, el Bilbao Basket realizó una persecución incesante a los de Joan Plaza, letales en el lanzamiento exterior y brillantes a la hora de mover el balón.

Granger y Kuzminkas acabaron con el fugaz sueño del Bilbao Basket con una exhibición anotadora. Los dos jugadores más destacados del encuentro neutralizaron el talento de Marko Todorovic, el ímpetu y el físico de Latavious Williams, los destellos de Bertans y los momentos de liderazgo de Mumbrú. El Unicaja rozó la perfección con una defensa ordenada, con sus integrantes concentrados al máximo. La puntería desde la línea exterior (rozaron el 50% en tiros de tres, por el 30% de los hombres de negro) y en el tiro libre (anotaron 21 de 22) hicieron el resto.

El Bilbao Basket regresa de nuevo tras el primer día de competición, con la sensación de haber dado el máximo y merecer más, pero con la imposibilidad de pasar de nuevo a semifinales para extender su sueño, por el que tanto han luchado en una excelente primera vuelta.

directo