canal Bizkaia Bilbao Basket
Actualidad
El Uxue nunca se despojó de la incomodidad provocada por un Madrid solvente y un arbitraje pintoresco
3 de febrero de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vasileiadis salta para encestar. / Fernando Gómez | Vídeo: ACB
JOSÉ MANUEL CORTIZAS | BILBAO.-

Faltó de todo un poco para que el invocado efecto Miribilla hiciera claudicar por quinta vez consecutiva al Real Madrid. Una matinal que distó de la soñada, en la que los hombres de negro se acostumbraron muy a su pesar a acumular kilómetros a rebufo del líder de la Liga Endesa. Jugando con esa distancia, los blancos funcionaron a tirones y casi siempre pillaron con el paso cambiado a los locales, carentes esta vez de referencias más allá de la eficacia de Hervelle (descomunal una vez más el belga con 8 de 10 en canastas de dos y cinco tiros libres sin fallo) y el tardío despertar de Hamilton para acotar la barra libre que hubo en la pintura. El premio individual para el neoyorquino fueron unas lustrosas dobles figuras (15 más 12) que al menos le estimularán una vez que todo el equipo haya rumiado la derrota.

Fallos en la carburación. Sólo el primer tirón fue respondido. No es el arranque ideal un 0-9 provocado por falta de claridad en ataque y una buena ración de evidentes nervios. Brazos encogidos, lagunas en la circulación de la bola, que fueron tónica general durante demasiados minutos a lo largo del partido y un conato de reacción con la primera rotación. Hiere susceptibilidades hablar de unos y otros, pero la realidad es que el equipo se enchufó con Raúl. En el primer balón que tocó anotó de tres. En la siguiente posesión ofreció una asistencia para que Hervelle anotara. Tacada de 10 puntos para dominar por primera y última vez el luminoso (10-9). Los tirones continuaron y un 0-7 devolvió a los blancos a la rutina del control.

Sin generar juego estuviera quien estuviera en pista, dos pérdidas de Mumbrú y la falta de puntería de Vasileiadis animaban poco a tener expectativas positivas. Parecía el Uxue un equipo acomplejado, con la muñeca agarrotada para buscar la canasta, lo que dio lugar a peregrinajes interminables del balón en busca del valiente que intentara hacerlo pasar por el aro. El recurso del triple en el que trataron de refugiarse los de Katsikaris (llevaban en los compases iniciales 1 de 2 en tiros de dos puntos y 1 de 7 desde la línea mágica) no fue sinónimo de seguridad alguna. Y para que nada faltara, el arbitraje había pasado ya de sospechoso a puñetero con los intereses locales. Más incomodidad aportada por los de naranja, más dudas con las que pelear mientras los de Laso, a lo suyo, se movían con eficacia en esas condiciones de juego.

Más escapadas en la reanudación. 0-4 por aquí, 1-7 por allá, un 4-12 cuando parecía que los vizcaínos habían mejorado en el cierre de su espacio aéreo (otra entrega de decisiva inferioridad en el rebote). No había manera de meterle mano a un líder que para entonces había dejado claro que no iba a contar con Rudy Fernández, reservado para la Copa al presentar molestias en una muñeca. No pudo hacer lo mismo Katsikaris con Raúl López, dolorido en la espalda desde días atrás. A dos minutos del final del tercer cuarto el punto de inflexión quebró. De colocarse a ocho puntos (50-58) a alejarse a quince,una marca ya inalcanzable.

No apareció el jugador sorpresa de turno, al quien inspirado en grado superlativo al margen de los citados Hervellle y Hamilton. El resto compuso con su goteo una cuenta exigua, todo lo contrario de la generosidad arbitral para apuntalar el dominio madridista con secuencias de ‘gilifaltas’ ampliadas con el efecto lupa cuando se trataba de punir a los locales, que se convertía en una lente de reducción si tocaba penalizar los contactos foráneos. El público, acertadamente o no, se lo tomó con guasa, pidió el MVP para el pésimo trío de colegiados y cerró la matinal como si de la sesión vermú de una fiesta se tratara.

Ficha técnica

74 - Uxue Bilbao Basket (16+19+19+20): Zisis (8), Vasileadis (6), Mumbrú (5), Hervelle (21) y Hamilton (15) -cinco inicial-; Raúl López (5), Pilepic (4), Grimau (4), Moerman (2) y Rakovic (4).

94 - Real Madrid (20+23+26+25): Draper (3), Llull (21), Suárez (8), Hettsheimeir (8) y Begic (8) -quinteto inicial-; Rodríguez (13), Carroll (), Mirotic (17), Reyes (12) y Slaughter (4).

Parciales: 16-20, 35-43 (descanso); 54-69 y 74-94 (final).

Árbitros: Bultó, Perea y Pérez Niz. Eliminaron por cinco faltas personales al local Zisis (min.37).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga Endesa, presenciado en Bilbao Arena de Miribilla por los 10.014 espectadores que lo llenaron.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
NBA 2K14 el mejor juego de basket
NBA 2K14 llega para que puedas seguir jugando a baloncesto, también con tu consola Xbox One, Xbox 360, PS3, PC o PS4
VÍDEO RESÚMENES DEL BIZKAIA
No te pierdas los vídeos de los resúmenes de los partidos
  >> Los mejores vídeos del Bizkaia
BUSCADOR AVANZADO
Vocento