Mumbrú, nuevo entrenador del Bilbao Basket

Álex Mumbrú./Fernando Gómez
Álex Mumbrú. / Fernando Gómez

Hace unas semanas se despidió de la ACB en su último partido como jugador profesional

ROBERT BASIC

Álex Mumbrú se sentará en el banquillo de Miribilla y afrontará el reto de devolver a los hombres de negro a la élite, compañeros con los que como capitán y máximo anotador histórico perdió la categoría hace unos meses y ahora buscará recuperarla en las canchas de la LEB Oro. El club ha hecho oficial este jueves su elección como primer entrenador y también la designación de Jorge Elorduy como su ayudante. De todos modos, la estructura no la soportarán solo estos dos profesionales porque Rafa Pueyo heredará el cargo dejado por Raúl López y se convertirá en el nuevo director deportivo de la entidad, tal y como informó este periódico el pasado sábado. El 'staff' técnico ya está cerrado –solo falta por asignar al delegado– y será presentado el próximo martes en el parqué del Bilbao Arena, donde comenzará una nueva etapa en la vida de una institución acogida al concurso de acreedores de modo que pueda sanear sus cuentas y acabar de una vez por todas con la ingobernable deuda de seis millones de euros.

El RETAbet tenía pensado y armado su cuerpo técnico desde hace tiempo y solo esperaba poner el marchamo de oficial a los compromisos alcanzados. Mumbrú siempre ha sido la opción número uno del consejo y finalmente cambiará las zapatillas por el silbato y dirigirá a los hombres de negro en su camino de regreso a la ACB. Tras una impresionante trayectoria como jugador en la que trabajó a las órdenes de gente como Aíto, Pepu Hernández, Scariolo, Plaza y Katsikaris, entre otros, el barcelonés empezará con su carrera en los banquillos y tratará de devolver al Bilbao Basket al lugar del que jamás debió salir. En este difícil y a la vez apasionante reto contará con la ayuda de Jorge Elorduy, su segundo, quien conoce la LEB Oro tras su paso por el banquillo del Melilla (2009-2011) como asistente de Gonzalo García de Vitoria. El bilbaíno también cuenta con experiencia en el baloncesto femenino ya que entrenó al Campus Promete de la Liga DIA, al Libertad de Asunción y fue asimismo seleccionador de Paraguay.

Más información

Los dos cogerán las riendas de un equipo aún por definir y que será adaptado a las necesidades de la categoría. El club piensa armar una plantilla con ocho o nueve jugadores top –siempre en el contexto de la LEB Oro– y completarla con gente joven y de casa, aunque el diseño está todavía por elaborarse y ejecutar. En cualquier caso, la intención es confeccionar un equipo de garantías que permitiría a Mumbrú pelear por el objetivo de ascenso y regresar a la élite, donde sería mucho más fácil fortalecer los cimientos económicos de la entidad y asentar las bases de un proyecto sólido y viable. «Somos un club ACB que por circunctancias está en la LEB», es el mensaje que repite el consejo, convencido de que la franquicia de Miribilla saldrá adelante y que lo hará más reforzada, «sana y limpia».

Dirección deportiva

En el orgranigrama del club, ajustado a las características de la categoría, el cargo de director deportivo permanece intacto y lo único que cambia es su dueño. Raúl López ya es historia, y el presente y el futuro se escribe con el nombre de Rafa Pueyo. El Bilbao Basket alcanzó un acuerdo con el hombre que forma parte de su historia, tanto como el segundo técnico como el primer entrenador. El bilbaíno participó en el ascenso a la ACB como asistente de Txus Vidorreta y luego fue la mano derecha de Fotis Katsikaris, para más tarde hacerse cargo del equipo en un momento muy difícil para la institución vizcaína. Ahora regresa a su casa después de haber dirigido al Estela de Santander, en la Liga EBA, y será una pieza importante en la construcción del nuevo proyecto de la franquicia de Miribilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos