El Bilbao Basket entra en concurso de acreedores para volver «sano y limpio» a la ACB

Javier Barcala, en el centro, durante su presentación. /Fernando Gómez
Javier Barcala, en el centro, durante su presentación. / Fernando Gómez

El club bilbaíno ha presentado a Javier Barcala como nuevo director general de la entidad

Robert Basic
ROBERT BASIC

El RETAbet Bilbao Basket tiene clara su hoja de ruta que debería llevarle a la salvación y acabar de una vez por todas con la ingobernable deuda de seis millones de euros que estrangula su parcela económica y asfixia la deportiva, ambas sujetas a importantes ajustes de cara a su presencia en la LEB. Las coordenadas están introducidas en el GPS institucional y conducen al club al concurso de acreedores, proceso al que se adhirió este viernes la entidad y con el que pretende garantizar la supervivencia y la viabilidad de un proyecto que, en palabras de sus rectores, «es una causa común de toda Bizkaia». La franquicia de Miribilla dio el paso y entró en la fase concursal con la intención de renegociar sus obligaciones económicas y fortalecer los cimientos de una franquicia que pretende regresar «sana y limpia a la ACB». Con motivo de la presentación de Javier Barcala como nuevo director general de la franquicia de Miribilla, otra pieza que debe completar un puzle complejo y solvente, el consejero Carlos del Campo trazó las líneas maestras de la estrategia de la entidad y se mostró convencido de que la etapa iniciada servirá para poner definitivamente en pie al Bilbao Basket.

En el acto celebrado en el Bilbao Arena, en el que también estuvo la vicepresidenta Isabel Iturbe, encargada de presentar a Barcala e introducir el tema económico y social, quedó claro que el RETAbet fía su suerte a una satisfactoria resolución concursal que le permitiría aligerar su mochila de deudas y equilibrar sus cuentas. «El concurso de acreedores es una herramienta para sanear el club», dijo Del Campo, quien se mostró optimista de cara a la confección de un convenio. El 16 de mayo, el Bilbao Basket entró en un preconcurso y ahora ha dado el paso definitivo. ¿Por qué? Porque estaba hablando con los agentes a los que debe dinero –Diputación, Caja Rural, trabajadores...– y cuya naturaleza crediticia era de carácter «privilegiado». Es decir, estaban con las manos atadas y para entablar una negociación con resultados vinculantes había que ir a un concurso, fase en la que están ahora. «Así vamos a hacer nuestro camino y queremos llegar cuanto antes a un acuerdo», expuso el consejero, afanado en espantar los fantasmas de la liquidación.

Del Campo hilvanó un discurso optimista, sin dejar de reparar en los obstáculos que se encontrarán por el camino, y avanzó que ahora el Bilbao Basket tiene algo que ofrecer a la gente que se sentará al otro lado de la mesa. Concretamente, los recursos del fondo de ascensos y descensos que alcanzan 1,6 millones. Avanzó que ya se han dirigido a la ACB, pero aún no ha habido respuesta. «Ellos querrán pagar en cuatro años y nosotros que lo hagan en uno, o hablar y llegar a un entendimiento y que sea en dos», precisó el consejero, quien incluso habló de la posibilidad de arañar algo del canon, aunque en este sentido admitió que hay «pocas esperanzas». En cualquier caso, trató de despojar de connotaciones negativas la fórmula de concurso de acreedores y buscó presentarla como una oportunidad de regenerarse y volver más fuertes. Solo en el caso de que no hubiera acuerdo entre las partes –acotó–, se procedería a la liquidación del club, algo que Del Campo descarta.

Inscripción a la LEB

A partir de ahora, un administrador concursal supervisará las acciones del club y tutelará sus movimientos. Mientras tanto, el Bilbao Basket intentará llegar a acuerdos y al mismo tiempo montar una estructura acorde con la dimensión de la LEB. Del Campo avanzó que habrá que poner una aval de 150.000 euros y formalizar la inscripción de 37.500, trámite que se cerrará el próximo jueves. Justo en la misma semana en la que se dará a conocer el nuevo cuerpo técnico y el nombre del director deportivo, que también se integrará en el organigrama. Del Campo explicó que ya han analizado a los «equipos top» de la liga y sus estructuras deportivas. «Vemos que cuentan con ocho jugadores importantes y el resto son juveniles y gente de casa», dijo en referencia al escenario en el que también se moverá el Bilbao Basket.

Una vez más y al igual que en la anterior comparecencia informativa, el club subrayó la importancia de la masa social de los hombres de negro. Del Campo confirmó que el presupuesto será de unos 1,2 millones y que la mayor parte debería salir de los abonados. «Si tenemos 5.000, un precio medio de 180 euros nos daría 900.000», refexionó en alto, aunque la cifra es en cualquier caso muy optimista. Asimismo, relató que la mayoría de los patrocinadores seguirán y que incluso RETAbet se ha comprometido a seguir por más tiempo del acordado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos