Al RETAbet se le atascan las ecuaciones

Al RETAbet se le atascan las ecuaciones

Llega al sprint en plena remontada y a tres minutos del final se queda clavado en Andorra

J.M. CORTIZAS

No es la primera vez que ocurre. Tampoco esta temporada. El Bilbao Basket no destaca en su historia reciente, precisamente, por saber resolver la ecuación a tiempo, por cerrar los partidos que logra poner de cara. Es un equipo muy permisivo, que acusa las alteraciones de su biorritmo como si de espasmos se tratara. Basta con que la inestabilidad le afecte en un momento clave, sobre todo cercano al final, para que su sistema de defensas se reduzca bajo mínimos. Por eso es especialmente molesto tener que referir la crónica de otra derrota traducida en estos términos. Después de hacer lo más complejo, de mantener un partido abierto que por momentos se le atascaba al MoraBanc Andorra recibiendo la respuesta de cada mandoble que daba, de dominar el juego interior -gran novedad- e ‘insultar’ a la tricolor en el recuento del rebote ofensivo. Hablar de lástima sería dotar al juego de un componente de azar que esta vez no fue el causante. Otro tiro en el pie descerrajado con el arma propia.

99 Andorra

Fernández (15), Blazic (13), Jankovic (11), Shurna (13), Diagne (12) -cinco inicial- Stevic (4), Karnowski (3), Walker (2), Colom (3), Jelínek (23).

91 RETAbet

Salgado (8), Todorovic (8), Hammink (4), Hervelle (0), Gladness (11) -cinco inicial- Thomas (14), Mendía (0), Tabu (16), Mumbrú (14), Tomàs (16).

Árbitros
Perea, Castillo y Torre. Eliminados: Stevic, Hammink y Tomàs
Incidencias
Poliesportiu d'Andorra, con 4.070 espectadores

No están las cosas como para regalar nada. Ni en tiempos navideños, tan propicios. Menos aún a un oponente al que si ganas le metes en un compromiso porque le igualas y le cedes una buena dosis de inquietud. Y es más grave ofrecer concesiones cuando en las facetas más esquivas del juego se consigue sacar pecho, estirar la cabeza y controlar aspectos otrora diezmados por la veda, por un cartel de prohibido el paso que obliga a dar rodeos excesivos. No, en Andorra y esta vez el Bilbao Basket hizo muchas cosas bien, incluso en un partido que avisaba desde el inicio que avanzaría sin freno de mano.

Aunque nunca parece ventajoso aparcar la intensidad defensiva en pos de un pulso mucho más abierto -ya deberían estar escaldados de tanto marcador en la franja de los 90 puntos-, los de Mrsic se las ingeniaron para cimentar sus opciones en Gladness y Devin Thomas como canalizadores de un equipo que iba y venía. La baja de última hora de Fischer -un tobillo dañado- forzaba el regreso antes de tiempo y en intensidad no planificada de Jonathan Tabu. Antes de que el belga entrara en pista, Salgado llevó al equipo bajo el constante acoso de su excompañero Jaime Fernández. Lo que el de Santutxu generaba en la conexión lo iba padeciendo atrás, cuando los cambios defensivos le dejaban vinculado con un Jelinek para el que nunca hubo freno. Tampoco con la marca de Hammink y un, de nuevo, desmejorado Todorovic.

El marcador dibujó una gráfica recogida. Del 2-4 saltó al 10-4, quedando ese margen de media docena de puntos como el habitual. Lo mismo el RETAbet se acercaba a una canasta que perdía el paso y se retrasaba como mucho hasta los ocho puntos al descanso. Con un MoraBanc Andorra muy acertado en el tiro, fruto de las holguras defensivas de los de Miribilla, y pese a que hombres que salieron de inicio no iban a tener un día productivo en ataque (Hervelle se quedó a cero, Todorovic llevaba cuatro puntos en media hora y Hammink canjeó dos canastas de dos), el RETAbet era capaz de imponerse en terrenos hasta ahora inhóspitos. Si Gladness anotaba los seis primeros puntos por encima del aro, Thomas le tomó el relevo sacando petróleo de su emparejamiento con el gigante Karnowski. En el inicio del segundo cuarto le rampló ocho puntos en tres minutos Cuando posteaban ni se le veía al hombre de negro, pero optimizó su movilidad por inferior tamaño y se alejó del radio de acción de los 130 kilos de pívot polaco.

Hecho lo más difícil

Además, Pere Tomàs se desenvolvía con fragor y audacia y Mumbrú se apuntaba a fagocitar el esquema defensivo andorrano ayer jugando mucho más interior que en otras ocasiones y creciendo en el rebote. El contador de rebotes en ataque llegó a mostrar un 3-15 que los de Miribilla, sin embargo no canjearon por un mayor control, dado que las pérdidas equilibraban su cuenta de resultados. Tampoco ayudaba la espesura de Todorovic tomando decisiones o que las veces que se apostó por la defensa zonal no salió bien.

Tras el descanso el choque tomó otro cariz. Fue arbitrado con mayor severidad, lo que hizo que se acabaran contabilizando 56 faltas personales y más de dos horas de juego. La tónica no varió y el luminoso seguía mostrando las consecuencias del juego de dos equipos con buenos porcentajes en tiros de campo -lo contrario que desde la línea de castigo-. El protagonismo para los del principado lo mantenía Jaime Fernández con un batuta insistente y puntuales arrebatos de Jelinek, Blazic y Shurna solos en la línea de tres. La réplica la procuraban Pere Tomàs y Mumbrú. Desde un incómodo 56-48 los hombres de negro reaccionaron hasta colocarse 60-61 con una tacada en la que los locales sólo fueron capaces de sumar tiros libres. Otro dato apabullante. 0-16 era el balance de ambos equipos en anotación tras rebote de ataque. Era la primera ventaja vizcaína desde un ya olvidado 2-4.

La renta creció un poco más (63-67) pero lejos de cortar amarras el RETAbet se quedó sin impulso. Encajó un parcial de 8-1 para comenzar el tramo final de nuevo en desventaja. Todo se antojaban tremendos nubarrones en esa parte crítica de la función. Thomas, Tomàs, Hammink y Tabu con cuatro personales, sin que tardara mucho también en unirse al club Gladness. Pero el equipo no dejó de intentarlo y a falta de tres minutos volvía a ponerse por delante (79-81). Lo que vino después es otra historia. Inexplicable. Un expediente X. Por resumir la regla del tres. Trío de pérdidas y de rebotes en ataque esta vez para los andorranos. Clavados. Hundidos. De no creer.

============VO.IN03 SUBTIT PRINCIPAL (19) (A) (30505027)============

Llega al sprint en plena remontada y a tres minutos del final se queda clavado en Andorra

============VO.IN04 FIRMA destacada (30505033)============

josé manuel cortizas

============VO.IN04 FIRMA email (A) (30505035)============

* jcortizas@elcorreo.com

============VO.IN03 SUBTIT (13) (A) (30505040)============

El regreso de Tabu, forzado por la baja de Fischer, y el dominio del rebote de ataque eran un rayo de luz que las pérdidas apagaron

============VO.IN22 DESPIECE Tit (16) (30505041)============

Victorias del Burgos y Betis para volver a mirar al abismo

Otra vez sintiendo la gélida llamada del precipicio. Se unió la gran oportunidad desperdiciada en Andorra con dos de las sorpresas de la joranada que confirmó como vencedores a domicilio al Betis en Gran canaria (83-90) y al Burgos en Badalona (81-88). Los sevillanos vienen con dinamita en los puños. Tardaron una eternidad en abrir la lata, pero llevan tres triunfos consecutivos, mientras que el San Pablo le mete en más problemas a la Penya. Los dos farolillos de la tabla están ahora a sólo un triunfo de los hombres de negro, que el miércoles deberán jugar en Berlín para recibir el sábado (19.30) al Unicaja en un pulso que de perder podría acabar con los de Mrsic en la zona roja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos