Álex Mumbrú, a un paso del banquillo de Miribilla

Mumbrú se despidió de las canchas como jugador y ahora puede volver como entrenador. /Ignacio Pérez
Mumbrú se despidió de las canchas como jugador y ahora puede volver como entrenador. / Ignacio Pérez

El excapitán de los hombres de negro es la opción número uno del consejo, que también piensa en Rafa Pueyo como director deportivo

ROBERT BASIC

El Bilbao Baket dará a conocer la semana que viene la composición de su 'staff' técnico y también facilitará el nombre de su director deportivo, una figura que seguirá formando parte del organigrama tras la salida de Raúl López. Carlos del Campo, consejero del club, aseguró ayer en Miribilla que ya tienen diseñada la estructura deportiva y «apalabrados» al primer y al segundo entrenador, pero «no firmados». Salvo un giro inesperado, Álex Mumbrú será el técnico de los hombres de negro –es la opción número uno del consejo– y tendrá como ayudante al bilbaíno Jorge Elorduy, quien dirigió el año pasado al Campus Promete de la Liga Dia y luego trabajó en las categorías inferiores del Lointek Gernika. Será la pareja encargada de echar a andar al RETAbet en la LEB Oro y de tomar la temperatura a una categoría desconocida con el objetivo de regresar cuanto antes a la ACB.

Pero Mumbrú y Elorduy no estarían solos en esta tarea de aclimatación y optimización de recursos en un mundo nuevo. La franquicia de Miribilla piensa en Rafa Pueyo como director deportivo, cargo que ha quedado vacante tras la marcha de Raúl López y que ahora podría ocupar el entrenador bilbaíno. Todavía no hay nada rubricado, pero es la opción que más gusta en el consejo y que propiciaría el regreso a casa del hombre que dirigió al Bilbao Basket en la campaña 2013-2014. Solo estuvo un año al frente del equipo en la ACB y desde la temporada 2016-2017 trabaja en el Estela Santander, de la liga EBA. Pueyo conoce perfectamente el club y por eso el Bilbao Basket quiere recuperarle e integrarle en su nueva estructura deportiva, que está planificada y planeada y solo hace falta oficializarla con un documento firmado.

Volver a la élite

Todavía no se ha hecho ninguna incorporación y la inmensa mayoría de los jugadores no seguirá bajo el paraguas de los hombres de negro. Todos se buscarán la vida lejos de Miribilla, pero el club intentará sacar algún provecho económico de dos de ellos: Dejan Todorovic y Pere Tomàs. «Esperamos obtener algún tipo de compensación económica razonable», avanzó Del Campo, quien también explicó que la estructura deportiva se cerrará con un delegado. La vicepresidenta Isabel Iturbe añadió que será necesario «adelgazar en personal» y recordó que «somos un club ACB, pero por circunstancias estamos en la LEB». Dijo que harán lo que esté en su mano para «volver a la élite, donde nos corresponde estar».

La semana que viene se concretarán todos estos nombramientos y una vez formalizada la inscripción a la LEB Oro el Bilbao Basket comenzará a perfilar poco a poco su silueta deportiva. Preguntado por la desconfianza que pudiera generar el Bilbao Basket a la hora de fichar, por aquello de estar en concurso de acreedores, Del Campo aseguró que el club «goza de cierto prestigio en el mundo de los agentes» –aclaró que ellos ya conocen la situación y que se la han explicado– y que Miribilla es una «plaza importante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos