El Bilbao Basket despide a Carles Duran

Carles Duran/
Carles Duran

El consejo de administración se reunió tres veces durante el fin de semana y en la noche de ayer decidió el cese y le comunicó su decisión al técnico barcelonés

josé manuel cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

No había marcha atrás. Era tal la indefensión en la que había quedado, después de ser expuesta públicamente su interinidad en el cargo, que el consejo de administración del Bilbao Basket decidió en la noche de ayer despedir a Carles Duran. Se le podrán dar múltiples formas, enfoques o puestas en escena, pero la realidad es que el técnico recibió ayer la confirmación de que el de dos domingos atrás en Murcia fue su último partido en el banquillo de los hombres de negro, el número 55 desde que recaló en la franquicia vizcaína.

La mala imagen del equipo en la pista, su debilidad defensiva, conectó las alarmas en el consejo de administración. Mientras en la Eurocup el RETAbet arrastra un notable déficit de resultados (1-5, con una media de casi 95 puntos encajados), en Liga Endesa su andadura está más justificada, ya que el 3-6 es un balance lógico tras haber pasado por Miribilla el Real Madrid, Barcelona y Valencia. La palabra descenso comenzó a ser recurrente en las conversaciones en la planta noble del club, aunque los hombres de negro están más cerca del play-off (a una victoria) que de las plazas condenadas a la LEB (a dos triunfos).

Ese nerviosismo caló entre la permeable piel de los gestores, que no estuvieron muy acertados a la hora de mantener de puertas adentro sus angustias. O sí y por ello articularon todo lo vivido la pasada semana cuando el presidente, Koldo Mauraza, reconocía ante los micrófonos de Radio Marca no poder «garantizar la presencia de Carles Duran en el banquillo del Bilbao Basket» en el siguiente encuentro frente al San Pablo Burgos, colista de la tabla.

A partir de ese instante se puso la situación sobre la mesa al tiempo que surgían nombres de candidatos a sustituirle de manera inmediata (Veljko Mrsic) y posibles planes de futuro, con un encuentro con Dusko Ivanovic. Duran se enteró así por los medios de lo incierto de su futuro, siendo esa misma tarde del martes cuando recibió la primera versión oficial vía Raül López, director deportivo, que se acercó para hablar con él durante el entreno del equipo en Deusto. Al día siguiente fue el entrenador el que recabó de sus jugadores más representativos el grado de confianza con el que contaba. Y prosiguió con el plan de trabajo establecido, que incluyó un amistoso a puerta cerrada con el Zornotza.

Desconcertado

Duran se reconoció en su círculo más íntimo desconcertado con todo lo que estaba sucediendo y se aplicó como terapia lo único que seguía estando en su mano, trabajar para preparar el partido contra el Burgos. Ya estaba planificado que el escaso personal con que contaba por la ventana FIBA gozara de descanso durante el fin de semana y hoy estaba citado el grupo por la mañana para reanudar los entrenamientos.

En su primera temporada en el banquillo de Miribilla, el entrenador barcelonés cerró la Liga Endesa con un balance de 14-18, sin que el equipo se clasificara para la Copa del Rey y los play-off. En Eurocup tampoco superó la fase de grupos al cerrarla con 3-5. Este curso, el Bilbao Basket sólo ha ganado uno de los siete partidos que ha jugado como local en Miribilla entre el calendario doméstico y sus compromisos continentales. En su descarga cabe apuntar la debilidad de una plantilla confeccionada sin tino, sobre todo en el juego interior, habiendo necesitado ya sustituir a los dos cincos que originalmente se contrataron, McKay y Kempton.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos